Prólogo de Nuria Mejías para «El rescate de Tamait»

Hola amigos:

Hoy, cuando apenas hace dos días que está por fin disponible para la venta, “El rescate de Tamait o una historia inacabada”, quiero subir esta escalera para presentaros una de las joyas que me han regalado en este maravilloso e intenso camino.

Cuando terminé de escribir el libro tuve claro que no quería un prólogo al uso, donde un autor hablara de lo que yo quería decir con mi historia.

Para mí no cabía la menor duda de que esta era una historia en la que desgarraba mi alma para hablarle directamente al corazón y al alma de cada lector y que no quería que nada se interpusiera en esa relación directa.

Quise entonces pedir a cuatro personas muy especiales que hicieran un pequeño prólogo, donde, en su propio lenguaje, ya fuera poesía o prosa, hablasen de emociones, de los sentimientos más profundos que la historia hubiese arrancado de sus almas.

Un ejemplo de esto que os habló está colgado en mi entrada del viernes pasado, donde José Manuel Castillo desgarra su alma y su voz, para hacerse mujer y lanzar un lamento desde lo más profundo de su alma en “la Soleá del tiempo”.

El segundo grandioso ejemplo lo cuelgo hoy aquí. En estas líneas en forma de poema, Nuria Mejías, que es quien le presta su voz en el video promocional, hablar en boca de Ayeneha para suspirar su lamento y desnudar su alma herida.

Además de escribirme el prólogo, tuvo el detalle de grabarlo de su propia voz, una de las voces más bellas que he oído.

Sin más, os la dejo aquí, espero que la disfrutéis tanto como yo.

Gracias Nuria.

 Amor… amor puro… puro amor.

Que difícil explicarte, que maravilloso sentirte,

cuando todo lo que eres, lo eres para dar

cuando todo lo que das, es para sumar

y cuando todo sacrificio es poco, por el amor y por amar

Amor… amor puro… puro amor.

No sé de donde naces, ni porqué debo sentirte

aún cuando lo que quiero es escaparme, sé que mi destino es sufrirte

y  cierro los  ojos  para  respirarte, para  verte, para amarte

y te sueño  aún sabiéndote  en  un lugar lejano, en otro hogar, en otros brazos.

Pero seguiría muriendo por ti, una y otra vez.

Porque mi vida eres tú y mi vida sin ti, no lo es.

Amor… amor puro… puro amor.

Te buscaré  en todas mis vidas  hasta que te encuentres con mi mirada

de donde brotarán lágrimas, de alegría desbordada.

Dos cuerpos de una misma alma, dos partes de un mismo todo,

tú eres yo, yo soy tú, y nosotros, conscientes de que somos parte del otro.

Y es que  el universo  sabe perfectamente lo que hace,

aunque  a veces no te encuentre, aunque a veces no te halle

Amor… amor puro… puro amor.

Pasarán años, siglos y  mares y cruzaré océanos de tiempo para  encontrarte,

y en ese momento volveremos a ser la luz que siempre fuimos

Tú mi yo, y yo… ya lo sabes… si yo…tú y los dos unidos

Amor… amor puro… puro amor… mi amor.

Nuria Mejías

Directora del programa «El Canal del Misterio»

Pulsar sobre la imagen para escuchar:

 

 

Si te gusta compártelo:Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook